El amor, la respuesta al problema de la existencia humana



El hombre está dotado de razón, es vida consciente de sí misma; tiene conciencia de sí mismo, de sus semejantes, de su pasado y de las posibilidades de su futuro. Esa conciencia de sí mismo como una entidad separada, la conciencia de su breve lapso de vida, del hecho de que nace sin que intervenga su vo­luntad y ha de morir contra su voluntad, de que morirá antes que los que ama, o éstos antes que él, la conciencia de su sole­dad, de su desvalidez frente a las fuerzas de la naturaleza y de la sociedad, todo ello hace de su existen­cia separada y desunida una insoportable prisión. Se volvería loco si no pudiera liberarse de su prisión y extender la mano para unirse en una o otra forma con los demás hombres, con el mundo exterior.La solución puede alcanzarse por medio de la adoración de animales, del sacrificio humano o las conquistas militares, por la complacencia en la lujuria, el renunciamiento ascético, el trabajo obsesivo, la creación artística, el amor a Dios y el amor al Hombre.

Otro camino para conocer «el secreto» es el amor. El amor es la penetración activa en la otra persona, en la que la unión satisface mi deseo de conocer. En el acto de fusión, te conozco,me conozco a mí mismo, conozco a todos y no «conozco» nada. Conozco de la única manera en que el conocimiento de lo que está vivo le es posible al hombre -por la experiencia de la unión no mediante algún conocimiento proporcionado por nuestro pensamiento.El amor es la única forma de conocimiento, que, en el acto de unión, sa­tisface mi búsqueda. En el acto de amar, de entregarse, en el acto de penetrar en la otra persona, me encuentro a mí mismo, me descubro, nos descubro a ambos, descubro al hombre. Aunque llegáramos a conocernos muchísimo más, nunca al­canzaríamos el fondo. Seguiríamos siendo un enigma para no­sotros mismos, y nuestros semejantes seguirían siéndolo para nosotros. La única forma de alcanzar el conocimiento total consiste en el acto de amar: ese acto trasciende el pensamiento, trasciende las palabras. Aunque llegáramos a conocernos muchísimo más, nunca al­canzaríamos el fondo. Seguiríamos siendo un enigma para no­sotros mismos, y nuestros semejantes seguirían siéndolo para nosotros. La única forma de alcanzar el conocimiento total consiste en el acto de amar: ese acto trasciende el pensamiento, trasciende las palabras.Pero por encima de la necesidad universal, existencial, de unión, surge otra más específica y de orden biológico: el de­seo de unión entre los polos masculino y femenino. La idea de tal polarización está notablemente expresada en el mito de que, originariamente, el hombre y la mujer fueron uno, que los divi­dieron por la mitad y que, desde entonces, cada hombre busca la parte femenina de sí mismo que ha perdido, para unirse nue­vamente con ella. . La polarización sexual lleva al hombre a buscar la unión con el otro sexo. La polaridad entre los principios masculino y femenino existe tam­bién dentro de cada hombre y cada mujer. Así como fisiológi­camente tanto el hombre como la mujer poseen hormonas del sexo opuesto, así también en el sentido psicológico son bise­xuales. Llevan en si mismos el principio de recibir y de pene­trar, de la materia y del espíritu. El hombre -y la mujer- sólo logra la unión interior en la unión con su polaridad femenina o masculina. Esa polaridad es la base de toda creatividad.

Nunca el amante busca sin ser buscado por su amada.

Si la luz del amor ha penetrado en este corazón, sabe que también hay amor en aquel corazón.

Cuando el amor a Dios agita tu corazón, también Dios tiene amor para ti.

Sin la otra mano, ningún ruido de palmoteo sale de una mano.

La sabiduría Divina es destino y su decreto nos hace amar­nos el uno al otro.

Por eso está ordenado que cada parte del mundo se una con su consorte.

El sabio dice: Cielo es hombre, y Tierra, mujer. Cuando la Tierra no tiene calor, el Cielo se lo manda; cuando pierde su frescor y su rocío, el Cielo se lo devuelve. El Cielo hace su ronda, como un marido que trabaja por su mujer.

Y la Tierra se ocupa del gobierno de su casa: cuida de los nacimientos y amamanta lo que pare.

Mira a la Tierra y al Cielo, tienen inteligencia, pues hacen el trabajo de seres inteligentes.

Si esos dos no gustaran placer el uno del otro, ¿por qué ha­brían de andar juntos como novios?

Sin la Tierra, ¿despuntarían las flores, echarían flores los árboles? ¿Qué, entonces, producirían el calor y el agua del Cielo?

Así como Dios puso el deseo en el hombre y en la mujer para que el mundo fuera preservado por su unión.

Así en cada parte de la existencia planteó el deseo de la otra parte.

Día y noche son enemigos afuera; pero sirven ambos un único fin.

Cada uno ama al otro en aras de la perfección de su mutuo trabajo.

Sin la noche, la naturaleza del hombre no recibiría ga­nancia alguna, y nada tendría entonces el día para gastar.

RUMI

La si­tuación paradójica de multitud de individuos hoy en día es que están semidormidos durante el día, y semidespiertos cuando duermen o cuando quieren dormir. Estar plenamente despierto es la condición para no aburrirnos o aburrir a los demás y sin duda no estar o no ser aburrido es una de las condiciones fun­damentales para amar. Ser activo en el pensamiento, en el sentimiento, con los ojos y los oídos, durante todo el día, evitar la pereza interior, sea que ésta signifique mantenerse receptivo, acumular o meramente perder el tiempo, es condición indispen­sable para la práctica del arte de amar.

Erich From- El arte de amar



La ecuacion dolor-existencia


"Para el sabio todo es sufrimiento" (duhkameva sarva vivekinah) dice Patanjali en Yoga Sutras,II,15.
No es el primero ni el ultimo que ha constatado este sufrimiento universal . Mucho antes que el , el Buddha habia dicho:" Todo es sufrimiento, todo es transitorio"
La experiencia humana , sea cual fuera su naturaleza engendra sufrimiento , pero no es el unico que sufre , el sufrimiento es una necesidad cósmica, una modalidad ontológica a la cual esta sujeta toda "forma" manifestada . Ya sea un dios o bien un minùsculo insecto , el hecho de existir en el tiempo , de estar sujeto a una temporalidad , implica dolor. No cabe duda de que el sufrimiento es universal, pero si sabemos como utilizarlo para liberarnos, descubrimos que no es definitivo. El ser humano "despierta"gracias al "conocimiento" que le libera de las ilusiones del mundo fenomènico . La miseria de la vida humana no se debe a un castigo divino , ni a un pecado original , sino a la ignorancia. Tampoco se debe a una ignorancia cualquiera, sino ùnicamente a la ignorancia de la verdadera naturaleza del espìritu, la que hace que confundamos el espìritu con los fenomenos psicomentales. El conocimiento de orden metafìsico conduce al discipulo al umbral de la iluminacion es decir , hasta el verdadero "Espiritu" que es la meta de una gran parte de las escuelas espirituales .

Mario

Momentos de confusion

Nos encontramos con una multidud de tendencias en el campo del desarollo personal, lo que crea una verdadera confusion. Es algo especifico a esta epoca Kali Yuga (edad de la sombra) donde Maya (la ilusion) se manifiesta con mucha fuerza y hace que la oscuridad spiritual es algo comun. Encontrar un via de de desarollo personal que nos puede llenar es una arrea bastante dificil. Desade hace miles de años las enseñanzas se han grupado en dos categorias:
Exotericas( exterior)- disciplinas comunes para los profanos y de facil acceso y abiertas a todo el mundo.
Esotericas (interior) donde el concimiento es reservado solo a algunos (iniciados) y de dificil acceso, a veces pasando unas pruebas dificiles . Actualmente el aceso a la informacion es facil para todos pero no todos puede asimilar y comprender el contenido. El contenido se oculta si no disponemos de una mente educada.Tenemos que conocer nuestras necesidades reales y con los sentidos abiertos descubrir la forma para una evolucion rapida. Se sufre hoy en dia de una pasividad enfermiza que crea un gran obstaculo, una gran perdida de tiempo y que conduce a decepcion y frustracion.
Todo el desarollo necesita de nuestra parte un esfuerzo ( la accion es superior a la inaccion) que va a ser proporcional con los resultados . La informacion por si sola no produce cambios si no se lleva a la practica. La teoria nos orienta hacia fuera y la practica hacia dentro . El equilibrio entre las dos produce conocimiento. Y aqui me refiero a cualquier disciplina que abordamos (Yoga, Tai Chi , Zen , Tantra , Sufismo , Cristianismo etc.)

Mario